Los pendientes son accesorios que toda mujer debe de tener en su alhajero, son perfectos para complementar nuestro outfit del día, pero sobre todo para reflejar estilo y personalidad. El qué tan llamativos sean puede permitir disimular detalles que queremos ocultar o en su caso captar la miradas y ser el foco de atención de todo el mundo.

Hoy en día los aretes son un elemento muy importante en la industria de la moda. Los hay de distintos estilos y calidades, pero sabemos realmente ¿Qué son los aretes?, ¿De
dónde surgen? y ¿si tienen algún simbolismo extra de tan solo verse bonitos?

Aunque no lo creas, anteriormente los aretes eran usados solo por hombres.

Se dice que en el año 3,000 A.C. en Grecia y Egipto,  se utilizaban como indicador del estatus social en la comunidad, considerado ese marcador de la educación del joven para convertirse en un verdadero ciudadano en cuanto a comportamiento.

Existían Pendientes de diferentes metales pero todos eran preciosos ya que mientras más valor tenía la pieza, mayor estima tenían en la sociedad. Los esclavos no tenían permitido usar los aretes y a los nobles solo se les permitían colgarse uno para representar su estatus considerado incompleto.

El filósofo griego Homero, utilizaba la palabra y esencia de los aretes como un concepto para definir la excelencia humana por lo que todo aquél que los podía compararse con los dioses.

Conforme pasaron los años en Asia: los hebreos, germanos, indios, galos y más pueblos los utilizaban como un amuleto de suerte. Eran utilizados tanto por hombres como por mujeres y el portarlos era considerado la mejor forma de alejar la enfermedad.

Desaparece un poco el uso de los aretes durante un tiempo y reaparece en el Renacimiento, representando con mayor índole la riqueza y el estatus social, además de sufrir un cambio considerable ya que aparecen los primeros aretes de clip que facilitaban su uso y sobretodo, permitían una limpieza tanto de la pieza como de la oreja.

Es durante la época de los Hippies que regresan los “piercings” y se comienzan a utilizar los aretes por primera vez como símbolo de rebelión y expresión.

Al terminar esta época se incorpora como elemento de Moda, y es utilizado por todos sin importar género o clase social.
Los aretes han jugado mucho durante la historia de la Humanidad, y en todo momento han sido un elemento de carácter, reflejando la personalidad de cada individuo, mostrando fuerza, autoridad, cultura, elegancia y sobre todo marcando un estilo, por esta razón debes considerar mucho lo que deseas proyectar a la hora de escoger los aretes y accesorios que vestirás. Recuerda que tu vestimenta y los accesorios que uses definirán tu personalidad y cultura.

Conocer el origen de tus accesorios de joyería te dará un plus a la hora de diseñar tus modelos y al usarlos, no olvides resaltar del resto del mundo, que tus accesorios hablen por ti misma y que tú estilo se convierta en tu concepto.
www.karati.com