Hoy en día el internet es una de las herramientas más poderosas y útiles con las que la sociedad pueda contar. Además de ser un gran proveedor de “memes” y videos de gatitos, el internet también nos ofrece un par de ventajas que han revolucionado la forma en la que vivimos.

Comenzado por la forma en la que nos comunicamos y compartimos información, gracias a aplicaciones como son WhatsApp o Facebook. Pasando por la forma en la que consumimos entretenimiento, a través de servicios de video como son Netflix o Youtube. Y finalmente, por la forma en la que nos informamos, gracias a los canales de noticias online o a través de Twitter.

Pero sin duda alguna, la ventaja más sobresaliente que el internet nos ha otorgado hasta el día de hoy, es la de comprar desde la comodidad de nuestras casas. La compra en línea es una de las actividades que más han ido ganando terreno alrededor del mundo. Desde muebles, autos, juguetes, libros, aparatos electrónicos; puedes encontrar y comprar todo lo que tu pequeño pero vibrante corazón consumista pueda desear. A pesar de que en México, entre el 2014 y el 2015, dicha actividad internauta creció en un 59%, todavía existen algunas condicionantes que nos hacen pensar dos veces a la hora de realizar una compra por internet. Por un lado, está el hecho de que navegar en internet puede convertirse en una experiencia bastante difícil para muchos usurarios; de un momento a otro pasas de estar en Google a una página que busca contarte el secreto para tener tanto dinero como “las Kardashian”, o también puedes terminar en una de esas páginas en donde te prometen un chat con las mujeres rusas más hermosas; entonces tú das tu número de tarjeta y terminas siendo estafado, o eso es lo que dicen que pasa. Obvio no me pasó a mí.

No obstante el miedo más grande cuando de comprar en línea se trata, es el estar en contacto con lo desconocido; el no saber si existe alguien real del otro lado del monitor, el no saber qué harán con nuestra información, el no saber si lo que vemos en la página será lo que recibiremos en nuestra casa y principalmente: el no saber qué harán con nuestro dinero.

Y a decir verdad, yo también tengo esos mismos miedos; no es como que vivamos en el país más seguro y honesto del mundo, (saludos Javier Duarte). Pero esto no quiere decir que no existan empresas que basen sus estándares de calidad y servicio en la honestidad y confianza hacia sus clientes; y ésa es precisamente nuestra ideología aquí en Karati.

Y es que seguramente ya nos has visitado en alguna de nuestras tiendas físicas en la Ciudad de México, te has dado cuenta de que nuestro servicio es simplemente incomparable. O tal vez nos vimos en alguna Expo, te encantaron nuestros productos y seguramente compraste todo el stand y saliste extremadamente feliz.

Ahora, ¿qué pensarías si te digo que puedes vivir toda ésa experiencia de compra desde la comodidad de tu casa?; ¡sí!, te puedes evitar el tráfico, la lluvia, el calor, la inseguridad y al típico individuo que te ve en la calle y te dice: “tss, adiós güerita…”.

Es por eso que hoy te vamos a platicar un poco acerca de nuestra tienda en línea, que aunque no lo parezca es bastante sencilla de usar. Es más, es tan sencilla, que todo lo que tienes que recordar es ésta simple formula:

Registro/Selecciono/Envío/Espero/Recibo

 

  1. Registro

Lo primero que debes hacer para poder comenzar a comprar es registrarte.

 

 

Es bastante sencillo, sólo debes dar click en el botón de “Registrar” e inmediatamente te llevará a la pantalla en donde deberás introducir tus datos. Una vez llenados los campos de registro, simplemente debes dar click en continuar.

 

 

 

 

 

¡Listo!, ya eres parte de la familia Karati y ahora puedes pasar al segundo paso, el más divertido.

2. Selecciono

Aquí no hay mucho que explicar; como su nombre lo dice, sólo debes seleccionar los productos que te interesan.

 

Agrégalos a tu carrito con sólo dar click en comprar; no te preocupes por la cantidad que desees agregar, ya tendrás oportunidad de modificarlo.

 

Una vez que hayas terminado de seleccionar los artículos que te interesan, debes dar click en el botón de “Carrito”, el cual te llevará al listado de artículos que seleccionaste y en donde podrás modificar la cantidad por artículo e incluso podrás retirar los que ya no te interesen.

 

Finalmente da click en “Pagar” y estarás lista para el tercer paso

  1. Envío

Yo sé que la palabra “pagar” puede que propicie que todos tus miedos aparezcan: “¿Y si me roban?”, “¿Y si me estafan?”, pero tranquila: la página no te pedirá que le proporciones ningún tipo de información bancaria, ya llegaremos a esa parte.

Aquí sólo debes preocuparte por seleccionar el servicio de envío que más te convenga y revisar que la dirección sea la correcta. Finalmente, sólo debes dar click en confirmar y tu pedido nos habrá llegado.

  1. Espero

¡Así es!, en ésta parte sólo debes relajarte, nosotros nos ocuparemos del trabajo. Surtiremos tu pedido en almacén, buscaremos sugerencias para ti, en el caso de que en tu pedido haya faltantes; un ejecutivo de carne y hueso, se comunicará contigo personalmente vía correo electrónico para confirmarte el total. Dicho ejecutivo te proporcionará los datos necesarios para que realices tu pago y tengas la confianza de que alguien real y honesto, se encuentra del otro lado del monitor todo el tiempo.

 

  1. Recibo

Finalmente sólo te queda por esperar a recibir tu paquete. Recibirás el mismo en un tiempo entre 1 y 5 días hábiles, dependiendo del servicio que tú hayas seleccionado. Nuestros ejecutivos  te harán llegar una imagen de la guía que será adherida a tu paquete para que puedas rastrearlo desde cualquier dispositivo y tengas la seguridad de que tu compra va en camino hacia ti.

Ahora, yo sé que escucharás a muchos aburridos decir: “es que no es lo mismo comprar en línea porque no puedo ver el producto en físico”, pero no te dejes engañar por ellos: tenemos números de WhatsApp en donde ejecutivos reales y no maquinas contestadoras, te atenderán en tiempo real. Te ayudarán en tu proceso de compra y sí, también podrán enviarte imágenes del producto en físico para que tengas la certeza de que lo que ves, es lo que recibirás.

¡Esa experiencia total de compra, ni Amazon y sus comerciales con Chumel Torres la tienen!

Así que ahora que conoces la fórmula de compra Karati, anímate a visitar nuestra tienda en línea y realizar un pedido. No importan en que parte del mundo te encuentres, el proceso de compra funciona de la misma manera desde México hasta el Punto Nemo; bueno, no es para tanto, pero me entiendes.

Danos la oportunidad de crecer junto a ti y a tu negocio de bisutería y date cuenta que nuestra fórmula de compra, pronto será tu fórmula del éxito.

¡Visítanos!

www.karati.com