” Los detalles no son detalles, son lo que define el diseño” Charles Eames

Como lo mencionamos en la frase anterior los detalles son los que definen al diseño y en el mundo de la Joyería impulsan un valor de distinción y exclusividad, no solo por la imagen de marca sino también por la integridad de los productos.

En el siguiente artículo te hablaremos de la importancia de mirar todos los detalles y cuidarlos a la perfección, desde el proceso de elaboración hasta el empaquetado, pues como dice el Diseñador Industrial Dieter Rams el buen diseño nunca deja nada al azar. Ha de ser cuidado y diseñado bajo la exhaustiva precisión de cada detalle, expresando el respeto del diseñador para con sus consumidores. Cada error es una falta de respeto”.

 1 El detalle a la hora de armar: Cada diseño posee una característica especial, también cada uno tiene su propio nivel de complejidad, hay puntos en el proceso de fabricación que no deben ser descuidados, por ejemplo, tenemos una gran variedad de piezas que requieren componentes clave como las argollas, las cuales nos sirven para unir cadena o alguna terminal pero en ocasiones no prestamos atención de cómo son abiertas, dañando el acabado, ocasionando que el producto final luzca descuidado.

Tómate tu tiempo para abrir y cerrar de mejor manera tus argollas, la mayoría de los clientes prestan especial atención a ese tipo de detalles que resultan fundamentales al momento de realizar la compra.

Otro factor que puede llegar a afectar la calidad de nuestro diseño es el uso de piezas dañadas o en mal estado, por eso es importante que antes de comenzar a armar revises tus materiales y descartes los que se encuentren en mal estado, garantizando únicamente el uso de insumos en óptimas condiciones.

 

2 Maneja un sistema de control de calidad: Una de las partes más importantes al momento de cuidar los detalles es el de hacer una revisión minuciosa de tus productos terminados, muéstrate exigente con las pruebas a tus propios productos, recuerda que vender calidad te ayudará a distinguirte del resto de las demás marcas de bisutería.

Cuando detectes alguna imperfección en alguna pieza trata de solucionarlo, y si en verdad no se puede reparar intenta recuperar todo el material posible para volver a armar la pieza.

3 Sorprende: Una de las nuevas tendencias en el mundo de la Joyería es la personalización de los productos, ya que a la gran mayoría de las personas les agrada ver una característica única e íntima de su producto por más mínimo que éste sea, por ejemplo un detalle muy increíble podría ser que dentro del empaque agreguemos una pequeña nota que diga “Hola Sandra, disfruta tu Pulsera “, te garantizamos que ese pequeño gesto te ayudará a generar un mejor vínculo con tus clientes, además que sentirán un sentimiento de exclusividad y atención especial.

4 Mejora la presentación de tu producto: La presentación de tus piezas es muy importante, ten en cuenta que las  personas sí juzgan un libro por su portada y por eso es importante dar una buena impresión, presta atención en el modo en que el producto llegará a las manos de tu cliente. No escatimes en gastos para lograr un empaque a la altura de tu diseño, invierte en tener bolsas con el logo de tu marca, agrega información de tus demás productos (con un buen diseño gráfico) y como mencionamos anteriormente sorprende a tu cliente con algún detalle personalizado.

Te invitamos a que te des un tiempo para observar tus diseños y pensar cómo los puedes llevar al siguiente nivel, tal vez un pequeño cambio haga la gran diferencia.

¡Listo! Con estos consejos esperamos poder ayudarte en el crecimiento de tu marca, no olvides que los detalles son los que te harán diferente de la competencia, usa tu creatividad para crear nuevas maneras de sorprender a tus clientes, las sorpresas que les des siempre serán bien recibidas.

Catálogo en línea: www.karati.com