…‘tratamiento alternativo’, el cual se basa en la colocación y uso de gemas.

La depresión es uno de los trastornos emocionales que se han vuelto mucho más ‘usuales’ en los últimos años. Lo anterior es debido a que el ritmo de vida tan fugaz y trepidante, propicia el aumento considerable de estrés, del poco tiempo de sueño y de la falta de enfoque que se le da a la vida en el ámbito personal.

Los tratamientos comúnmente se basan en el uso de medicamentos y terapias, no obstante, también existen tratamientos alternativos que ayudan de una manera diferente a combatir la condición. Es por ello que el día de hoy te platicaremos un poco acerca de la Piedra del Mes de Diciembre y de sus maravillosas características, que van más allá de ser sólo reconocidas por el mundo de la bisutería y de la joyería.

Turquesa

Comencemos por el principio: la depresión es un trastorno emocional, el cual se encuentra relacionado de manera directa con los neurotransmisores de nuestro cerebro. Dicho trastorno genera un desbalance en la emisión de dopamina y serotonina, las cuales se encargan de regular las reacciones nerviosas de nuestro cuerpo. Por ende, cuando alguno de estos neurotransmisores es emitido en mayor cantidad que otro, se presenta la depresión.

Si bien, el tratamiento más recomendable y eficaz es el que se basa en el consumo de medicamentos y terapias bajo prescripción médica, también es importante tomar a consideración métodos que refuercen la capacidad de fe o creencia en nosotros mismos; es ahí en donde aparece la gemoterapia.

La gemoterapia es un ‘tratamiento alternativo’, el cual se basa en la colocación y uso de gemas, piedras y cristales en nuestro cuerpo; principalmente en donde se ubican nuestros chakras. Durante el paso del tiempo, la Turquesa ha sido considerada como una de las piedras fundamentales para la humanidad. Debido a la creencia que existe en base a su poder, se le consideraba como uno de los talismanes más poderosos del mundo.

En Mesoamérica se le conocía como Teuxíhuitl o “Turquesa de los Dioses”. Se utilizaba comúnmente como regalo para los familiares en las ceremonias fúnebres de los fallecidos. Esto era debido a que se creía que tenía el poder de otorgar paz, tranquilidad y sabiduría. En otras culturas, era conocida como lo equivalente a visitar a un ‘chaman’, puesto que, gracias a su color, se creía que era la conexión con el mundo espiritual.

Actualmente, además de ser una de las piedras más utilizadas en la joyería y la bisutería, la Turquesa tiene una fuerte influencia en tratamientos alternativos, como la gemoterapia. Las propiedades de ésta piedra son diversas, ya que van desde ayudarnos con la memoria, con nuestro desempeño motriz e incluso con nuestra circulación sanguínea, mejorando nuestro sistema circulatorio.

Pero hablando en el caso específico de sus características para combatir la depresión, se sabe que la Turquesa se conecta de manera directa con el plexo solar, el cual es el chakra que se encarga de controlar las emociones; por lo que el primer indicio de su funcionamiento, es el de elevar la autoestima. También cuenta con un fuerte campo energético, que funciona de manera directa con nuestro campo áurico, con lo cual nos ayuda a ser más receptivos y atraer sentimientos armoniosos, bloqueando y depurando lo negativo de nuestras vidas.

Dentro del mundo de la gemoterapia, la Turquesa es muy utilizada debido a su capacidad de refrescar y armonizar cualquier estado emocional en el que nos encontremos. Según el estado de ánimo que tengamos, será el color que la piedra adopte con el tiempo. Por ejemplo, si nos encontramos tristes, la piedra comenzará a perder color y se pondrá más blanca; por otra parte, si nos encontramos en un estado óptimo tanto en lo físico como en lo mental, su color se pondrá mucho más brillante y con lo cual, obtendremos un campo de protección más fuerte.

A pesar de que la depresión debe ser tratada, primordialmente, por un profesional, también es importante que se cuenten con alternativas que mantengan vivo el ánimo y la percepción de una pronta recuperación. La capacidad de creencia y/o fe, aportan de manera significativa a la generación de buenos pensamientos y con ello, buenos entornos. Es por ello que la gemoterapia y la Turquesa, como una razón de fe, debido a su carencia de comprobación científica, se han convertido en una influencia positiva en la vida de muchas personas.

Así que ahora que conoces las características de ésta maravillosa piedra, no dudes en crear fantásticos diseños y amuletos para sacarle el máximo provecho a la Turquesa. Recuerda siempre que existen muchas palabras en todos los silencios.


Conoce todos nuestros modelos de Turquesa


www.karati.com/turquesa

?